Cómo: prevenir y tratar las quemaduras solares, parte 2

Tratar una quemadura solar de verano, consejos y trucos en casaLa última vez, hablamos sobre las formas más simples de prevenir quemaduras solares irritantes y poco halagüeñas antes de que ocurrieran. Hoy en día, se trata de qué hacer una vez que la quemadura solar ya se ha establecido.

Tratos:

Para cuando aplicar protector solar en primer lugar no fue suficiente.

  1. Enfriarse: Aplique una compresa de hielo en el área quemada, o tome un baño frío y agregue una taza de avena entera para un poder calmante adicional. Evite usar jabón que podría resecar su piel más de lo que ya está.

  1. Aplicar un sanador natural: Intente usar Aloe, la planta natural que se ha estado curando durante cientos de años. Simplemente alise el gel sobre el área irritada para la recuperación, y no olvide una máscara de hoja con aloe para reducir el enrojecimiento y recuperar una piel saludable.

  1. Hidratar La exposición al sol seca su piel, lo que hace que su piel carezca de hidratación vital. Refrésquese bebiendo mucha agua y reponga la piel con una rica crema hidratante.


A veces no importa cuán diligente fue aplicar protector solar o buscar sombra, aún así termina recibiendo demasiado sol. Afortunadamente, hay opciones para elegir para acelerar el proceso de curación y calmar su piel roja e irritada. Recuerde, al aplicar protector solar como parte de su rutina diaria, podrá prevenir quemaduras solares severas y mantener una piel sana. ¡Ahora regrese a todas sus actividades favoritas de verano al aire libre!

Dejanos un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados