¿Por qué el hongo blanco es una gran alternativa orgánica frente al ácido hialurónico?

Los productos orgánicos para el cuidado de la piel son difíciles de conseguir. Afortunadamente, un pequeño hongo promete hacer la búsqueda más fácil.

A menudo surgen nuevas tendencias para el cuidado de la piel, la mayoría basadas en el pasado. Este es el caso de un hongo utilizado por la dinastía Tang. Nos referimos al hongo blanco (en inglés snow mushroom), que es un gran humectante, completamente natural y orgánico. Usar hongos para mantener tu piel hidratada puede sonar raro, pero no hay nada raro en lo bien que funciona.

¿Qué es un hongo blanco?

El Tremella Ficiformis, también conocido como el “hongo oreja de plata”, pero más conocido como el hongo blanco, es un ingrediente básico en muchos productos alimenticios y para el cuidado de la piel en Asia. Yang Guifei, una de las cuatro grandes bellezas de la antigua China, era conocida por haberlo usado para mantener su apariencia juvenil. Si el hongo pudo hacer eso en ese entonces, no debería tener problemas para mantener la piel hidratada ahora.

Los hongos blancos son excelentes para hidratar la piel por su estructura gelatinosa y por la gran cantidad de polisacáridos que residen en ellos. Los polisacáridos tienen un efecto protector en la piel que actúa como barrera para mantener la humedad de la piel.  

Al igual que el ácido hialurónico, el hongo blanco hidrata la piel y ayuda a retener la humedad. Se puede aplicar directamente sobre la piel o consumirse como alimento. De hecho, es por esto que los hongos son tan frecuentes en la cocina Asiática. Incluso, se usa como un postre, lo que significa que puedes hidratar tu piel y tener un snack dulce al mismo tiempo.

Es una de las fuentes alimenticias más altas en vitamina D, promoviendo el crecimiento celular. Desafortunadamente, la producción de vitaminas en tu cuerpo disminuye aproximadamente en un XNUMX% entre los XNUMX y XNUMX años. Por eso, debes hacer que la vitamina D sea una parte normal de tu dieta.

Hongo blanco vs. Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una molécula que atrae la humedad a tu piel y la bloquea allí. Ha sido un ingrediente popular en los productos para el cuidado de la piel, apareciendo en innumerables productos en diferentes versiones. Sin embargo, estás variaciones son parte del problema. La mayoría del AH ha sido sintéticamente alterado, lo que genera que se produzca en una forma menos orgánica de hidratar tu piel.

El hongo blanco ha sido comparado con el ácido hialurónico una y otra vez, debido a sus propiedades similares. Mientras que el AH puede contener 1,000 veces su peso en agua, el hongo blanco lo puede contener 500 veces. El hongo blanco también tiene unas pequeñas partículas de hidratación, permitiendo que penetre con facilidad e la piel. Sobre el AH no se puede decir lo mismo.

Si bien ambos ingredientes proporcionan humedad, los hongos blancos son mucho más orgánicos y retienen la humedad con mayor facilidad. Debido a esto, puede retener 5 veces más el agua que el AH. Puede parecer menos efectivo pero no sería inteligente subestimar estos hongos. Si quieres un producto más orgánico, los hongos blancos son claramente el camino a seguir.

Conclusión

Es difícil encontrar un producto orgánico para la piel que sea el adecuado. La mayoría de ellos son más sintéticos que orgánicos o simplemente no son los mejores en lo que haces. Es por eso, que los hongos blancos pueden ser una solución para tus problemas.

Gracias a su forma completamente natural de hidratación, estos pequeños hongos están a la altura de todas las comparaciones. Puede que no sea tan poderoso como el AH, pero es mucho mejor reteniendo la humead. Sin mencionar la gran cantidad de vitamina D que contiene. Es la alternativa orgánica perfecta al AH y merece tu atención.

Para un producto orgánico que revitalice su piel de forma natural, consulte nuestra Mascarilla Hidratante Profunda.


PRUEBA UNO HOY

Agotado
Agotado
Agotado
Agotado
Agotado
Agotado
Agotado
Agotado

Dejanos un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados